Archivos mensuales: Marzo 2013

Feminismo: un glosario.

En construcción. Perdona el desorden y ten cuidado de no tropezar.

Abolicionismo. En un contexto feminista, suele referirse al deseo de que la prostitución desaparezca. No implica estar de acuerdo con que la prostitución sea ilegal. El abolicionismo tiene diversas fuentes: hay quienes piensan que la prostitución es, o genera, violencia sexual. Otros piensan que es una consecuencia de necesidades económicas, y asumen que todas las prostitutas, incluso las que no son víctimas de trata y explotación sexual, hacen su trabajo obligadas. Hay abolicionistas que quieren ilegalizar la prostitución, pero también es muy normal buscar que sea más difícil de ejercer, ilegalizando la publicidad, el proxenetismo o contratar servicios sexuales, por ejemplo.

Aliado Calco del inglés “ally”. Quien no puede pertenecer a un activismo, porque no forma parte del colectivo reivindicante, pero lo apoya. Se discute si los hombres pueden ser feministas; pero yo, evidentemente, sólo puedo ser aliada en la defensa de los derechos, por ejemplo, de los gitanos, porque soy paya.

Alienación: situación de la persona oprimida que interioriza y comparte el sistema de creencias del opresor. Eso supone no ser consciente de sufrir tal opresión, o incluso negarla. Una mujer machista o sexista estaría, por lo tanto, alienada.

Androfobia: Ver misandria.

Androsexual: persona con atracción sexual hacia los hombres. Es decir, los hombres homosexuales, y las mujeres heterosexuales.

Antifeminismo, antifeminista: Juicio de valor. No es un tecnicismo; es la palabra que uso para referirme a quienes se oponen al feminismo como teoría, independientemente de cómo sea su conducta. Seguro que tienes amigas o familia que ES feminista en su día a día, pero dice que no lo es. Pues esa gente.

Biohombre, biomujer: Persona cis. Término que sólo he visto utilizado por feministas radicales. No lo uso, y lo desaconsejo. Lo contrario de bio ¿qué es? ¿artificial, mecánico, sintético? ¿El cuerpo es biología y la mente no?

Cis: Abreviatura de Cisexual, lo contrario de transexual.

Consentimiento entusiasta: Siempre se refiere a consentimiento sexual. Es la idea de que debe ser libre, consciente, y explícito para ser erótico. Más información.

Discurso: Término filosófico asociado a Foucault y su pensamiento. El sistema de ideas que una sociedad tiene alrededor de un concepto. El discurso no tiene por qué ser coherente y organizado, pero puede serlo. Dicho de otro modo, hace falta que 1) muchas personas, quizá la mayoría o al menos las que controlan la comunicación 2) sepan lo que es una cosa 3) tengan una opinión sobre ella 4) la difundan por ahí. Por ejemplo: en Occidente existe un discurso acerca de la menstruación pero no acerca de la ovulación.

Doblepensar: La hipocresía es creer en un principio moral que se aplica a todo el mundo menos a ti, porque te conviene. La doble moral es juzgar situaciones iguales de distinta manera. El doblepensar es creer dos cosas contradictorias, que no tienen por qué ser juicios de valor, porque le conviene a los sistemas de poder (en el caso que nos ocupa, el patriarcado). La alienación puede requerir doblepensar.

Esencialismo: Esta palabra quiere decir mil cosas, pero en estudios de género, es la posición que argumenta que el comportamiento y pensamiento de las personas está predeterminado. Los esencialistas pueden ser religiosos o laicos, y eso distingue si atribuyen características a los sexos a “la naturaleza humana”, “la voluntad de Dios / la Creación”, “la evolución”, “la biología”… El resultado es el mismo: los esencialistas creen que todo o parte del patriarcado es, por decirlo de manera burda, “natural”.

Estudios de Género: Ciencia social transversal que observa la construcción de los géneros, y el efecto que ello tiene en las personas y en las diversas ramas del saber. Casi siempre asume que “Ciencia X” no es un estudio de la Humanidad, sino de los hombres como ser humano por defecto, y que para completar dicha ciencia es necesario un estudio objetivo de la mujer. Otros intereses y ramas: el estudio de cómo se crea el género, lo queer, la masculinidad, las relaciones entre hombres y mujeres. No confundir con “ideología de género”, término utilizado por machistas y muy especialmente por la Iglesia Católica.

Exoticismo: El exotismo es la cualidad de lo exótico y lo exótico es lo ajeno, sobre todo si es atractivo. Hasta ahí fácil. El exoticismo es una variante de racismo en la que se atribuyen características positivas a una cultura ajena que desconocemos. Es un intento de procurar que El Otro siga estando alejado, siga siendo un desconocido, y siga siendo inferior, pero depositando en él cualidades que no deseamos observar en nuestra cultura. Un ejemplo sencillo son todos los fetiches sexuales con mujeres no-blancas: la oriental sumisa, la Latina sensual.

Genderqueer o de género no binario: la situación de personas que no tienen género ni masculino ni femenino. Pueden ser personas que no tienen género, ya que no se identifican ni con el femenino ni con el masculino, mientras que otros son parcialmente femeninos y masculino. Hay quienes en su género no-binario se identifican con los intereses del colectivo trans*, pero también hay gente que no. Contrasta con intersex.

Estudios de la masculinidad; Masculinidad. El estudio de la construcción social del concepto de hombre, es decir, los ideales, prejuicios, etc. que una sociedad considera que forman parte de ser varón. Michael Kimmel es un buen autor de referencia. No confundir con masculinismo.

Feminismo de segunda generación o de segunda ola: Surge en los años 1950. La idea de que las mujeres heterosexuales, blancas y ricas deben tener los mismos derechos que los hombres blancos y ricos.

Feminismo de tercera generación o de tercera ola: Movimiento reciente. Un intento variopinto de compensar las discriminaciones internas del feminismo estándar.

Feminismo radical Movimiento que comenzó en los 70 que se caracteriza por el anticapitalismo y el mayor protagonismo (históricamente) de las lesbianas y de mujeres que no quieren imitar los ideales masculinos. Puntos flacos: transfobia y un pesimismo que llega a la misandria.

Género: Con el sexo se nace. El género es una construcción social. El género es el conjunto de ideas, expectativas, acciones, que crean los conceptos de hombre o mujer típicos o atípicos.

Ginesexual: persona con atracción sexual hacia las mujeres. Es decir, las lesbianas y

Hembrismo: La idea de que las mujeres merecen privilegios por serlo, o son superiores a los hombres. Frecuente ataque de los antifeministas al feminismo. No existe como tal movimiento.

Ideología de género: Nombre que dan algunos antifeministas, particularmente del entorno de la iglesia católica o a veces MRA, al feminismo, los movimientos queer y cualquier movimiento antipatriarcal o por la igualdad de género. En inglés, “gender ideology” son las actitudes que tiene un individuo o una sociedad sobre cuáles son los roles apropiados para cada género.

Igualdad: El feminismo bien entendido puede combatir dos cosas: la discriminación de la mujer en acciones concretas (machismo) y el conjunto de sistemas de opresión (patriarcado). “Luchar por la igualdad” es utópico, y además entramos en el espinoso terreno de la igualdad de quiénes (déjame adivinar: ¿la de las mujeres que conoces y los hombres que conoces? Eso se llama “segunda ola” y se nos ha quedado antiguo). “Combatir el patriarcado” expresa mejor el objetivo el feminismo de los últimos 40 años.

Intersexual: Una persona cuyo sexo biológico no es enteramente femenino o masculino. El sexo lo determinan muchos factores: los cromosomas, los genitales externos, los internos, y las hormonas. Cuando hay algún tipo de variación respecto a lo que nos enseñaron en Ciencias Naturales de Primaria, la persona puede ser intersex. Esta variación puede darse en uno solo de estos factores o en varios a la vez. Si afecta a los genitales externos, puede ser difícil para los padres y el personal médico determinar el sexo de los bebés. La intersexualidad no tiene porqué afectar a la identidad, de modo que alguien con una presentación ambigua puede tener clarísimo que es totalmente binaria. Por ejemplo, un hombre cis. O una mujer trans. Resumiendo: intersex no es lo mismo que genderqueer.

Kink: actividades sexuales que no siguen el estándar social. Todos los fetichismos, el sado-maso, etc. Las rarezas. No incluye la orientación sexual; véase queer.

Lenguaje inclusivo también llamado lenguaje no sexista. Decir “la gente” en vez de “los hombres”.

Machismo, machista:juicio de valor. Actitud o conducta que presupone defectos, o virtudes envenenadas como la paciencia y la abnegación, en la mujer. Actitud o conducta de discriminación de la mujer. Puede ser explícita o implícita.

Mansplaining La conducta de un hombre que “explica” a una mujer cosas que ella entiende mejor que él. No ser consciente de estar hablando a alguien que podría ser una experta.

Masculinismo: Depende de a quién le preguntes. Hay dos ideas diferentes: los estudios de la masculinidad, y la idea de que los hombres necesitan defender sus derechos de un supuesto ataque del feminismo. Sobre esto, Ver Varonismo.

Micromachismo: conductas poco perceptibles, cotidianas, y en su definición inicial, en el ámbito doméstico, que limitan la libertad o dañan a las mujeres. Por ejemplo: tu pareja no pone la lavadora porque “no sabe”. Este texto lo explica muy bien: Micromachismos, por Luciano Fabbri
.

Misandria: Término creado por oposición a misoginia. El odio o prejuicio contra los hombres por ser hombres, o contra un determinado modelo de masculinidad.

MRA: Men’s Right Activist. Ver Varonismo.

“Nice Guy”: el equivalente más cercano en español es “pagafantas”. Hombre que cree que es justo realizar con una mujer un intercambio de amistad por sexo y se siente defraudado cuando la mujer le devuelve amistad con amistad. La expresión en inglés es más negativa que la española.

Opresión, oprimidos: Las personas que no tienen privilegios y su relación con quienes sí los tienen. Es decir: las mujeres, los homosexuales, los pobres, etc. son los oprimidos. Prefiero esta palabra a “minoría” porque algunos no-privilegiados somos mayorías (los pobres, los no-blancos, las mujeres) y porque la reclamación de nuestros derechos no debe depender de si somos muchos o pocos.

Pansexual: persona que siente atracción sexual indistintamente del sexo que tengan los objetos de su deseo. Es un calificativo usado por quienes rechazan que sólo haya dos géneros, y por eso no quieren ser llamados “bisexuales”.

Patriarcado: Si el machismo fuera robar, el patriarcado es la propiedad privada. El machismo es una agresión concreta; el patriarcado es el sistema completo de opresión que establece, en primer lugar, los privilegios del hombre frente a la mujer, y después todos los demás privilegios que se derivan de ahí (heterosexualidad,primar ciertas cualidades sobre otras, etc). El patriarcado explota a todas las mujeres todo el tiempo, y a parte de los hombres parte del tiempo.

Privilegio: Ventajas innatas que no te has ganado. El conjunto completo aquí y ahora es: varón, cis, blanco, nacional (no extranjero), heterosexual, rico, diestro, sin discapacidades, adulto joven, atractivo. Tener privilegios no es malo porque normalmete no los puedes evitar. Suponer que no son importantes, sí.

Queer: lo contrario de heterosexual. Es decir: gay, o lesbiana, o bisexual, o dudoso, o un “Hoy no me puedo etiquetar”. Véase Kink.

Ricos: en el contexto de este blog, si llegas a fin de mes eres rico. Las “mujeres blancas y ricas” son las principales beneficiarias del feminismo.

Sexismo, Sexista: juicio de valor. Actitud que discrimimina o difunde estereotipos sobre hombres o sobre mujeres. No tiene por qué tener una intención negativa: por ejemplo, asumir que una niña es obediente, o que un niño es más de Ciencias que de Letras es sexista.

Sororidad: del latín sor, hermana. Amistad y solidaridad entre mujeres, o específicamente entre feministas. Parafraseando “De la solidaridad a la sororidad”, surge de la toma de conciencia de nuestra discriminación y de las necesidades comunes de las mujeres, entre las que está la solidaridad,  .

Terrorismo machista: estrategias de agresión a la mujer dirigidas a mantener un clima de permanente alerta, control y terror en la población femenina.

Transexual: Persona que ha nacido con un sexo físico que no se corresponde con el sexo que tiene en la mente. Por favor, no los llames “A atrapados en un cuerpo de B”. Hay transexuales hetero, homo y bisexuales. Se los puede considerar dentro del ámbito queer.

Varonismo. También conocido por sus siglas en inglés MRA (men’s rights activism, activismo por los derechos masculinos). Movimiento de defensa de algunas reivindicaciones muy concretas: las denuncias falsas por violación y violencia de género, la custodia compartida por defecto en caso de divorcio o separación, y la violencia doméstica sufrida por hombres. Tales reivindicaciones serían dignas y necesarias si sus puntos de partida no fueran la misoginia, y el intento de equiparar la cantidad, gravedad y naturaleza de la violencia sufrida por hombres y mujeres.

Violencia de género: Teóricamente, la que se comete contra una persona por la específica razón de qué género tiene o aparenta. Eso supondría: toda agresión misógina contra mujeres, las agresiones contra los hombres porque no parecen lo bastante machos para el gusto del agresor, y toda la transfobia. Pero en lugar de eso, que a mí la verdad, me gustaría, llamamos “violencia de género” a la violencia en relaciones íntimas de hombres a mujeres, incluyendo a las ex-parejas.

Violencia doméstica: Antes llamábamos así a la violencia de género. Es mejor dejar el término para incluir toda la violencia en el entorno familiar. De padres a hijos y viceversa, incluye la violencia en relaciones íntimas. Borra las causas de las agresiones, así que no es la mejor manera de llamarlas.

Violencia en relaciones íntimas: la que comete un novio, novia, esposo, esposa, contra la otra parte. Puede ser de hombre a mujer, y viceversa, y en relaciones homosexuales.

Violencia machista: violencia contra las mujeres porque son mujeres, ya sean familia del agresor o no. Incluye, por principio, toda violencia hombre-> mujer en relaciones íntimas. Es una etiqueta que no uso.

Violencia patriarcal: Un equivalente de violencia machista que pone el origen de la violencia contra la mujer en el patriarcado. Tampoco lo uso porque es demasiado ambiguo, pues tiene todos los inconvenientes de “violencia de género”.

Violencia sexual: actos sexuales que se realizan sin el consentimiento, o contra la voluntad, de la víctima.

Womanism, mujerismo:corriente de defensa de los derechos de las mujeres no blancas, creada por afroamericanas que se sentían traicionadas por las feministas blancas.

Poetisa recién casada

bajo limoneros

Tengo, comparativamente, pocos haikus dedicados a mi marido. Esto no es una secuencia ordenada; son, simplemente, algunos de los haikus que tienen que ver directamente con él o con nuestra vida juntos.

Más invitados que camas.
Rincones para dormir.
Pausa en la fiesta.

En el hospital,
el olor de las flores.
Respiro hondo.

 

Sí,
Ya,
Esto
Sabe bien
Pimienta verde
Sal, laurel, y muchos besos.

Pimienta verde.
Me besas en la cocina.
Esto sabe bien.

Bajo la manta
No se puede ver nada
Sólo sentir.

Ni mar ni río
La piscina del vecino
Nos arrulla.

Dulce y salado:
Besos en la cocina,
Pan con aceite.

En la cocina
Manos calentitas
Pies fríos.

Cien personas
Me verán darte un anillo
Y bailaremos.

Tápame bien,
Aleja pesadillas.
Dame de dormir.

Con cascos puestos,
Limpiando los cristales
casi bailando.

Despertador.
Beso sudoroso
y un dilema.

Ropa tendida.
A lo lejos se oye un trueno,
Y maldiciones cerca.

 Ducha y abrazos
mañana de domingo
dulce y eterna.

Oigo la maquinilla.
¿Entrevista de trabajo,
o espera besos?

Soneto para amadas meteorológicas.

IMGP2785Hay una sola palabra “primavera”,
pero no hay una sola primavera.
Yo conozco dos.
Necesitamos dos palabras para las dos primaveras.
Una primavera fría,
Esquiva,
Primavera que muestra pero no da.
Beatrice, Dark Lady, Laura, Stella, Elisa,
De blanco cuello blanco que no puedes besar.
Primavera de escalofrío y lluvia,
Una flor al día.
Cada tierno brote una semana de anhelo,
Cielos azules que prometen brisa suave
Pero engañan.
Cuatro meses de súplica y diez días de calor,
Conozco primaveras (¿o eran mujeres?) así.

Y otra primavera ardiente,
Colores que estallan,
Toda entregada entera,
Flores y fruta y luz,
De golpe.
Es la amiga del verano,
Ahogo, sofoco, bochorno, treinta y siete grados,
Exigencias.
Te dio placer y te hará sudar.
Conozco primaveras (¿o eran mujeres?) así.

Cuando estalle la revolución.

20110925081

Cuando llegue la revolución
y me pille trabajando,
o peleando con la musa,
o dando caricias,
saldré a la calle a ver cómo la montáis.

Entre las cosas que haré durante la revolución
está bailar.
No he planeado si sola o acompañada.
Pienso cocinar.
Sí, para vosotros.
No te sorprendas;
Alguien tiene que hacerlo.
Siempre hay alguien que hace café mientras los demás tienen una catarsis.

Por último,
me sentaré
con alguien que se deje mimar.

Cuando haya estallado la revolución
venid,
sentaos conmigo,
contadme cómo lo habéis hecho.

Poema escrito en sincronía con “Cuando llegue la revolución“, de @mmisery, a partir de estos tuits:

mermelada y revolucióncuando llegue la revolución

Misterio cultural ruso

Estaba yo comentando esta mañana la famosa performance en la que Yoko Ono le daba tijeras al público ypara que la desnudaran a tijeretazos, y algo parecido hecho por Amanda Palmer, que se desnudó con un grupo de fans alemanas para que le escribieran encima con rotuladores. Y alguien me dijo que ese tipo de exhibición de confianza en el público lo había hecho antes una mujer rusa, pero que no se acordaba de ningún detalle más.

Me he quedado muy intrigada. ¿Alguien sabe algo de esa misteriosa mujer?

 

Libros para una biblioteca escolar.

Hace una o dos semanas, pedí en Twitter que me recomendaran libros adecuados para la biblioteca de mi instituto, y mucha gente me respondió. Entre los participantes en la conversación con el hashtag #LibrosALos15, había quizá demasiado interés por lecturas “tradicionalmente masculinas”; incluso hubo alguien que puso recomendaciones de libros de aventuras añadiendo “y a las chicas no sé qué les puede gustar”. Espinoso terreno, del que hablaré otro día. Un segundo punto de las recomendaciones que las hace poco realistas para un centro donde sólo impartimos la ESO son los libros no aptos para niños. Los alumnos más jóvenes leen más, así que me interesa más tener libros aptos para los 13 años que para los 16.Y también me recomendaron algunos audiovisuales, que no incluyo porque no tengo intención de adquirirlos. Es sencillo: lo habitual es que los DVDs pertenezcan a los departamentos.

Nuestra biblioteca es muy pequeña. A ojo, calculo unos mil ejemplares, muchos de ellos repetidos. Iré tachando los recomendados que sé que tenemos. Espero volver a esta lista en unos meses y ver que hemos podido conseguir más.

Novela histórica.

Bernard Cornwell, Trilogía Arqueros del rey (Arqueros del rey, La batalla del grial, El sitio de Calais). Crónicas del señor de la guerra.
“Cruzada en jeans”, de Thea Beckman.
Sinuhé el egipcio.
Javier Negrete: “Salamina”, “Alejandro Magno y las aguilas de Roma”, la saga de “La espada de fuego”.
Las del Capitán Alatriste. Tenemos la primera.
“La leyenda del ladrón” de Juán Gómez Jurado.

 Fantasía, Fantasía épica y similares.

Italo Calvino, El barón rampante.
Laura Gallego, cualquiera, especialmente Memorias de Idhún. Tenemos Finis Mundi
Tolkien, El Señor de Los Anillos. El Hobbit.
George R. R. Martin, Canción de hielo y fuego (son cinco volúmenes)
Andrzej Sapkowski: serie de Geralt de Rivia
Robert E. Howard, Conan el bárbaro,
Jonathan Stroud, trilogía de Bartimeo (El amuleto de Samarkanda, El Ojo del Golem, la Puerta de Ptolomeo)
Joan Manuel Gisbert, de todo.
Trilogía la Materia Oscura
“La princesa prometida”
Cornelia Funke. Corazón de tinta, Sangre de tinta, y Muerte de tinta.
Alicia en el país de las maravillas y A Través del Espejo.

 Realismo (más o menos) para adolescentes.
Sue Townsend, El Diario Secreto de Adrian Mole
J.D. Salinger, Franny y Zooey. El Guardián en el centeno.
Barbara Wersba, Canciones para una armónica
Jordi Sierra y Fabra, cualquiera, especialmente Campos de fresas (Hay unos cuantos suyos)
Mark Haddon, El curioso incidente del perro a medianoche
Dagmar Chidolue, Lady Punk.
Mi familia y otros animales, de Durrell.
y cualquier otra cosa de Durrell, también.
El señor de las moscas.
Gemma Lienas. El diario naranja de Carlota, El diario amarillo de Carlota, El diario azul de Carlota, El diario rojo de Carlota, y El diario violeta de Carlota
Rebeldes y la Ley de la Calle de Susan Hinton
Todos los de El Pequeño Nicolás (tenemos el primero y Los Amiguetes)

Ciencia ficción
Arthur C Clarke, Cuentos de la taberna del ciervo blanco,
Aldous Huxley, Un Mundo Feliz.
Orson Scott Card, El Juego de Ender, La voz de los muertos,
Suzanne Collins, Los Juegos del Hambre (trilogía).
William Gibson, Neuromante, Conde Cero, Mona Lisa acelerada, La máquina diferencial.
Isaac Asimov, de todo pero especialmente La Fundación. Tenemos Segunda Fundación
Philip K. Dick, Ubik, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?,
Frederick Pohl, Pórtico, Homo Plus
Joe Haldeman, La guerra interminable, Paz interminable,
Neal Stephenson, La era del diamante,
Frank Herbert, Dune,
Stanislaw Lem, Fiasco, Solaris.
Carl Sagan.
Ray Bradbury, Farenheit 451

 Novela supuestamente para adultos o clásica que no entra en otra lista.
Herman Hesse.
Jostein Gaarder, El Mundo de Sofía
Miguel Delibes, El Camino,
Eduardo Mendoza,
Mitología clásica: El Vellocino de Graves.
Arthur Conan Doyle,  cuentos y novelas de Sherlock Holmes
Alejo Carpentier, El reino de este mundo.
Archipiélago Gulag.
Todo Gabriel García Márquez.
Cortázar.
Dostoievski. Apuntes del subsuelo. Crimen y castigo. Stepanchikovo y sus habitantes. El idiota.
‘Paradox Rey’ de Baroja.
Viaje al fondo de la noche,
La conjura de los necios.
Leonidas Andreyev
Bruce Chatwin
La pena de Bélgica
Mi planta de naranja lima
El nombre de la rosa
Edgar A. Poe.
Macunaíma
el Obabakoak de Atxaga
Jeeves & Wooster
Jane Austen, Orgullo y Prejuicio. Sentido y Sensibilidad. Emma.
Stephen King
Mark Twain: de todo. De lo principal, sólo nos falta Huckleberry Finn.

Autores polifacéticos de los que se recomendó “todo”.

Michael Ende. (Todo no, pero Momo, La Historia Interminable y alguno más sí)
Roald Dahl. (sólo nos faltan Las Brujas, Boy: relatos de infancia, y Volando Solo)
Terry Pratchett. (Sólo tú puedes salvar a la humanidad) Tenemos Buenos Presagios, y el primer volumen de cada “serie” de Mundodisco: Mort, Ritos Iguales, El Color de la Magia, Guardias guardias, y como propina, Dioses Menores.
Oscar Wilde. (Hay cuentos, pero no teatro)

Clásicos de aventuras.
Julio Verne
Emilio Salgari
Jack London.

Cómic
Frank Miller, El Regreso del Señor de la Noche.
Katsuhiro Otomo, Akira
Hayao Miyazaki, Nausicaä del vale del viento.
Alan Moore, Watchmen, V de Vendetta, From Hell.
Guy Delisle, Pyongyang, Shenzhen, Crónicas Birmanas, Jerusalén.
Marjane Satrapi.
Predicador.
Transmetropolitan.
Los que tienen un título que termina en “… es el infierno” de Matt Groening. tengo El Amor es el infierno.
Los Conejitos Suicidas.
Asterix y Obelix: esta es toda la colección:

  1. Astérix el Galo
  2. La hoz de oro
  3. Astérix y los godos
  4. Astérix gladiador
  5. La vuelta a la Galia
  6. Astérix y Cleopatra (repe)
  7. El combate de los jefes
  8. Astérix en Bretaña
  9. Astérix y los normandos
  10. Astérix legionario
  11. El escudo arverno
  12. Astérix y los juegos olímpicos
  13. Astérix y el caldero
  14. Astérix en Hispania
  15. La cizaña
  16. Astérix en Helvecia
  17. La residencia de los dioses
  18. Los laureles del César
  19. El adivino
  20. Astérix en Córcega
  21. El regalo del César
  22. La gran travesía
  23. Obélix y compañía
  24. Astérix en Bélgica

No ficción
Schopenhauer (¿esto no era una broma?)
Sartre.
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas.
El libro rojo del cole
‘Carta a una maestra’, de los alumnos de Barbiana.
El manifiesto comunista.
La colección “Vaya timo”
Biblioteca Visual Altea. Tenían un catálogo muy amplio en Naturales y en Sociales, pero no sé si están descatalogados. Por ejemplo: Los peces; los árboles; la antigua Roma; Exploradores; etc.
Libros tipo enciclopedia ilustrada; no muy grandes.

Poesía
Tagore.
Cualquier clásico internacional traducido.
Mario Benedetti.

Otros
Manuales de D&D, Cyberpunk 2020 y Runequest, entre otros. Los juegos de rol también son cultura 😉

Grupo 7 (Alberto Rodríguez, 2012)

Género: Acción.

Idioma original: Español; andaluz de Sevilla, a excepción del espantoso acento de la espantosa actriz que hace de novia de Rafael.

Argumento: Poquito. Un grupo de policías apalizan a camellos sevillanos en vísperas de la Expo, y se les va un poco la mano. Recuerda mucho a películas americanas de policías tipo Distrito Apache: El Bronx.

Cumple el Test de Bechdel: Ja, ja. No.

Violencia sexual: Ninguna.

Otras formas de violencia: Mucha violencia física. Poca sangre, nada de torturas.

Usos en educación secundaria: No mucho. La película no está mal, pero no veo gran cosa que se pueda conectar con el currículum y tampoco enseña nada interesante.

Señor y Señora Smith.

Género: Acción. Comedia. 

Idioma original: Inglés USA.

Argumento: John y Jane Smith, una pareja casada, mantienen oculta al otro su profesión: los dos son asesinos a sueldo. Y sus respectivos jefes les encargan matar al otro.

Cumple el Test de Bechdel: Por los pelos. Además Bechdel Avanzado: no es infantil y no hay violencia sexual.

Violencia sexual: No, a menos que te disguste tratar en broma la idea de un matrimonio intentando matarse mutuamente.

Otras formas de violencia: Asesinatos a tiros en plan Hollywood, limpios y sin sangre. Una pelea a puñetazos. Una escena de sado-maso-bondage muy light con más atrezzo que otra cosa.

Usos en educación secundaria: No es que resulte educativa, pero sí me parece muy divertida. Si se quiere usar de una manera didáctica, puede utilizarse para hablar de roles de género y relaciones de pareja: la Sra. Smith no se ajusta a los roles tradicionales, el matrimonio Smith no es feliz porque no son sinceros, luego son felices porque tienen aficiones comunes, etc.

Aliados, compañeros, y otras cosas que llamar a los hombres.

En los últimos días, han pasado varias cosas como para hacerme reflexionar sobre cómo nos relacionamos las feministas y otros movimientos anti-opresión con quienes forman parte de grupos privilegiados y se quieren unir a la causa. En primer lugar, durante la ceremonia de los Oscars, la web The Onion creyó que insultar por Twitter a Quvenzhané Wallis, una niña de nueve años, era divertido, o satírico, o quién sabe.

Traduzco: “Parece que a todo el mundo le da miedo decirlo, pero Q W es un poco (…), ¿no?” La palabra escogida se podría traducir por “coño” y es oficialmente el insulto más fuerte que se le puede llamar a alguien, hombre o mujer, en inglés. Obsérvese el éxito del chiste, al que yo personalmente no le veo la gracia. Esto provocó un debate entre mujeres no-blancas en Twitter y ahí fue donde yo me enteré de puntos de vista que conocía un poco sobre la distancia entre el feminismo de las blancas y el de las demás. Eso también me permitió conocer a la maravillosa @graceishuman

En segundo lugar, una serie de tuiteros, mujeres y hombres, casi todos con muchos puntos en común, se pelearon por cuál debería ser el papel de los hombres dentro del feminismo, o sin etiquetas, de los movimientos por los derechos de la mujer (el feminismo no es el único). No tengo ganas de dar citas,  os vais a tener que fiar de mí. Había dos posiciones fundamentales: según @luzhilda, siguiendo una línea clásica en feminismo radical, los hombres no tienen cabida en el feminismo. Apoyo sí, parte del movimiento no. Y su opresión, caso de que exista, es irrelevante para nosotras. Según @MordorMirror, que no recuerdo que se refiriera a los problemas de la masculinidad para nada, defendía que los hombres pueden y deben ser feministas.

Y por último, ayer leí un tweet absolutamente magistral de @scaTX.

Traduzco: Si eres feminista, y blanca, y una mujer que no es blanca dice “El feminismo de las blancas no ha hecho X” y tú SÍ lo hiciste, esa mujer no está hablando contigo.

Esto tan sencillito de decir es muy difícil de tragar. A saber: la idea de que cuando un grupo oprimido protesta, no se está refiriendo a todos y cada uno de los miembros del colectivo opresor, o privilegiado por esa opresión. Cuando las feministas hablamos del patriarcado, no estamos culpando de todas las discriminaciones a todos los hombres. Y la conversación en la que estaba @scaTX me incluye en la parte culpable: como mujer blanca (a los efectos de esta discusión), lo único que puedo hacer si quiero tener un mínimo de ética es “oscurecer” los espacios que ya ocupo, no acudir en modo Gran Salvadora Blanca a donde están trabajando las demás, que bastante tienen con lo suyo.

En fin. Entiendo a las dos partes: el conflicto feministas radicales / hombres, y activistas no-blancas / mujeres blancas. Eso no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que dicen. Desde la parte que me toca como feminista blanca, creo que hay más razones para incluir a los hombres que para dejarlos de lado. Pero con condiciones.

Lo primero, los hombres feministas tienen que callarse y escuchar. Tienen que saber qué quieren las que elaboran sesudas teorías y qué necesitan las que no saben ni leer. “Tener lo mismo que ellos” dejó de ser la respuesta hace 50 años. Además,  deben entender que desde su posición de privilegio (que sí, que no es culpa suya, pero lo tienen) todo lo que digan va a ser más escuchado que lo que digamos las mujeres y que es inevitable que eso produzca resentimiento. Es muy normal que cuando una mujer dice algo, no se entere nadie, y cuando un hombre dice que está de acuerdo, la gente lo oiga como idea de él. ¿Cómo evitar eso? pues de nuevo, escuchando más.

Más. Antes me he referido a los espacios. Es ya un tópico del feminismo que no queremos que los hombres vengan a donde estamos nosotras, sino que hagan feministas los lugares que ocupan ellos. Un hombre que irrumpe en una conversación real o virtual entre feministas no nos está haciendo un favor. Que coja sus ideas  y se las lleve a donde no haya nadie hablando de igualdad salarial. O a donde haya gente diciendo burradas machistas.

Que no espere premios. Se los van a dar, pero que no los espere. A mí nadie me ha dado las gracias todavía por intentar ser una persona semidecente, ¿por qué te las íbamos a dar a ti?

De todas maneras, necesitamos a los hombres. Los hombres tienen el dinero, tienen el poder, tienen la tecnología y los medios de producción. Los hombres tienen hijas y esposas, y la construcción de la masculinidad de la que algunos protestan no sólo les da esa famosa incapacidad para mostrar sus sentimientos. La masculinidad mata, hombres y mujeres, pero más mujeres. Y la masculinidad sí que no la vamos a cambiar las mujeres solas.

Y como no me puedo resistir, para terminar le cederé la palabra a este grupito de hombres.