21 días, día 13. Día de la Paz.

PHOTO_20160129_141823[1]

Hoy tendría el recreo libre y cuatro horas de clase pero es el día escolar de la paz y tenemos una celebración al final de la jornada.

Primero. Hoy toca que me entreguen un trabajo que han hecho por equipos, sobre animales. Recojo, tomo nota de quién no ha participado en ningún trabajo, y doy algunas indicaciones sobre la diferencia entre buscar información y plagiar. Dos de los trabajos han consistido en copiar largos párrafos de wikipedia, en inglés o en español, usando traductores online. Intento mediar entre gente que tenía que coordinarse y no lo hizo, y doy unas pautas sobre cómo hacer un trabajo así sin hacer trampa. Fundamentalmente: no copies nada que no entiendas.

Se nos va casi toda la clase con esto. Los que tienen intención de hacer tarde o de mejorar su trabajo toman nota. Empezamos un ejercicio, pero solo da tiempo a explicar cómo se hace. Se queda para la semana que viene.

Me quedo sin recreo porque algunos profesores nos tenemos que reunir con la dirección para abordar algunos problemas muy generales de rendimiento y de conducta de un grupo concreto. Qué pena el cafelito que no me he podido tomar…

Segundo. Están un poco distraídos y tengo que decirles a casi todos, de uno en uno y por su nombre, que saquen el cuaderno de inglés. Esta vez trabajamos casi todo en español: les explico mientras copian (o solo escuchan) la teoría del pasado simple. Hoy no hay verbos irregulares. Remato toda la teoría del tema y ahora solo nos queda practicarlo las próximas semanas. Da gusto cuando se trabaja bien. Hacemos dos ejercicios, uno en afirmativa y otro con preguntas. Cada vez tenemos menos problemas para que lean en voz alta aunque sea con errores.

Primero. La clase es casi igual que la que tuve antes del recreo, pero más corta, porque a y media nos vamos al patio. Me limito a comprobar quién me entrega el trabajo y quién no.

En el patio, pasamos una hora al sol con distintas actividades relacionadas con el día de la paz: leer un manifiesto, escuchar a alumnos bilingües leer unas frases en sus lenguas maternas (árabe, portugués, rumano… cerca de una docena), ver una coreografía a una canción sobre la paz, lo típico de esta ocasión. A las dos y media, recogemos y los niños tienen un rato libre hasta que nos vamos a las tres. Y a lo largo de la mañana de hoy, día de la paz, he separado por lo menos cuatro peleas, casi todas a patada limpia, casi todas en broma…

En casa, escribo un pequeño documento sobre lo que se habló en la reunión del recreo. Y cierro por hoy. Mi plan para el fin de semana es no hacer nada de trabajo el sábado, y hacer muchas cosas el domingo.

Horas lectivas: 4.
Horas no lectivas: ninguna.
Horas reales trabajadas: 5.30

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *