Archivo de la etiqueta: Biblioteca escolar

Memoria de la biblioteca escolar, 2.

La semana pasada hice recuento de las cosas que hemos hecho en la biblioteca este año. Estas son las que quiero corregir, o incorporar el año que viene. Es una versión retocada del documento oficial que se incorpora a la Memoria de Dirección de mi centro.

En relación al espacio físico:

  1. Quitar las puertas de cristal de las estanterías. Dificultan el acceso a los libros, la circulación dentro de la sala, y pueden provocar accidentes.
  2. Retirada de las mesas con soporte para escribir y sustitución por más escritorios. Actualmente contamos con 7, y los alumnos los prefieren.
  3. Decoración de la sala. Hay algún cartelito suelto, pero se la ve de lo más sosa.

En relación a la comunidad educativa:

  1. Mejora de la comunicación con los departamentos, acerca de actividades de fomento de la lectura,  necesidades de dotación de fondos, y recursos de la biblioteca.
  2. Información a la comunidad educativa sobre convocatorias de concursos literarios o de divulgación.
  3. Formación de usuarios en 1º ciclo de la ESO acerca de las normas de la biblioteca, el servicio de préstamo, y el equipo de voluntarios.
  4. Organización de un calendario de actividades complementarias y extraescolares repartidas a lo largo del curso (visitas a la biblioteca municipal local, a la de Huelva en caso de actividad para público juvenil, etc)
  5. Creación de un equipo estable de alumnado ayudante para los recreos. Estos alumnos podrían recibir al final del trimestre un premio similar al del concurso Aula Limpia (un desayuno, una salida del centro).

 Funcionamiento interno y nuevas adquisiciones:

  1.  Puesta por escrito de los criterios para la adquisición de nuevos fondos. Yo sé porqué compro lo que compro, pero estaría bien tenerlo en un documento por si me lo piden en Inspección o algo así.
  2. Recopilación de materiales de interés creados por los propios alumnos (en concursos literarios, etc).
  3. Catalogación de los fondos de los departamentos. Esto sólo cambiaría su ubicación el tiempo imprescindible para catalogarlos. La puesta en préstamo sería una decisión de cada departamento.
  4. Creación de un catálogo consultable (en papel o digital) de los departamentos que presten sus materiales.
  5. Mejora y nueva redacción de las reglas de uso y funcionamiento de la biblioteca. Incorporación a las normas del centro. En particular: acostumbrar a los alumnos a no formar grupos en el pasillo de la biblioteca durante el recreo. Este año se ha experimentado con permitir utilizar un banco en ese pasillo y ha presentado inconvenientes (basura, ruido que molesta a los que estudian).

El balance de mi primer año como bibliotecaria es que, como casi todo, he tenido que aprender el trabajo sobre la marcha. He cometido algunos errores, y empecé a trabajar de verdad bastante tarde. Tengo ganas de seguir el año que viene y seguir convirtiendo la biblioteca en una parte activa del instituto.

Memoria de la biblioteca escolar, 1.

Ahora que termina el curso, tengo que presentar un documento detallando qué he hecho en la biblioteca escolar como coordinadora de este año, y qué planeo o propongo mejorar el curso que viene. Esta es la primera mitad, algo retocada.  La segunda parte, las propuestas de mejora, la terminaré en uno o dos días.

ACTIVIDADES REALIZADAS:
En relación a los fondos de la biblioteca:

  1. Adquisición de nuevos ejemplares: compré 20 libros, con algo menos de 200 euros. También busqué donaciones, y conseguí 30 cómics donados por la editorial Astiberri (gracias, gracias) y 30 ejemplares variados de literatura juvenil donados por la librería de segunda mano “Libros Libres” (gracias). Esto, junto con algunas donaciones de particulares, ha aumentado el fondo en unos 100 libros en total.
  2. He catalogado algo más de 300 libros, incluyendo las nuevas adquisiciones. El catálogo está prácticamente actualizado, gracias sobre todo al trabajo de la bibliotecaria del curso pasado.
  3. Corrección de la catalogación equivocada de aproximadamente 400 libros más: fuera de sección, catalogados bajo el nombre de autor incorrecto, etc.
  4. Expurgo de material diverso (libros, manuales, material audiovisual). Expurgar puede parecer una tontería, pero quitar basura despeja el ambiente que no veas.

En relación a la comunidad educativa y el fomento de la lectura:

  1. La biblioteca abre como sala de estudio y lectura los recreos de lunes a jueves, oficialmente. Luego aparte abro los viernes, si tengo ganas. Es trabajar gratis, pero bueno.
  2. Puesta en marcha del servicio de préstamo, que ha cuajado entre los alumnos de 1º y 2º de ESO. Los de 4º sacan libros que leen por obligación, y algunos profesores leen por gusto y por trabajo.
  3. Se me ocurrió tarde empezar la actividad “El libro del Año”, una propuesta de lectura anual para toda la comunidad educativa, este año con Romeo y Julieta y el próximo con El Principito. Se recomendará a las familias y a los profesores además de a los alumnos.
  4. En clase de inglés se vieron una o dos versiones de Romeo y Julieta.
  5. Hice pósters con lecturas recomendadas y algunos alumnos, con las normas de la biblioteca.
  6. Tuve un equipo grande pero inconstante de alumnado ayudante de la biblioteca.

En relación con el resto de la comunidad:

  1. Un grupo de 2º y yo participamos en el maratón de lectura de Miguel Delibes organizado por la Biblioteca Municipal.
  2. Asistí al Encuentro Provincial de Bibliotecas escolares, donde aprendí algo sobre expresión corporal y nada sobre bibliotecas

Para ser mi primer año como bibliotecaria, creo que lo he hecho bastante bien. Otro día, os hablo de lo que veo mejorable.

Biblioteca: lista de la compra de fin de curso.

El secretario del instituto me dijo que le pasara una lista de la compra de unos 200 euros para la biblioteca escolar. Así da gusto. Gracias a mis amables compañeros de Twitter, yo ya tenía una lista por géneros de algunos “imprescindibles”, así que me dediqué a extraer de ella libros que me parece que dan buena relación interés/precio. Creo que es un buen punto de partida para quien tengaentre 200 y 400 euros que gastar enlibros para adolescentes.

Buenos Presagios, Neil Gaiman y Terry Pratchett.
Saga Mundodisco: El primer volumen de cada “serie”: Mort, Ritos Iguales, El Color de la Magia, Guardias guardias, y como propina, Dioses Menores.
Sentido y Sensibilidad; Orgullo y Prejuicio. Jane Austen.
Carrie, Stephen King.
El Juego de Ender. Orson Scott-Card
El Curioso incidente del perro a medianoche, Mark Haddon.
Inventario 1: 1950-1985 Mario Benedetti
Mi Familia y Otros Animales, Gerald Durrell.
Trilogía “La materia oscura”
Trilogía “Los Juegos del Hambre”
El Amor es el Infierno. Matt Groening.

Todos los Asterix con guión de Goscinny. Son 24. Valen 13 euros cada uno = 312 euros.

Biblioteca escolar, reportaje fotográfico.

Un pequeño repaso en fotos cutres a la biblioteca de mis amores:

DSC_0287Aquí, llena de público. Abro los recreos de lunes a jueves; los viernes teóricamente no abro, pero Los que están de pie me están ayudando a clasificar. Obsérvese el café a medio beber en mi mesa: todos los días me lo trae algún alumno porque si no, a mí no me daría tiempo de desayunar.

DSC_0497
La visión opuesta, un día más tranquilo. A mi derecha hay una ventana. No siempre es suficiente luz natural porque estamos en el bajo y en una zona siempre a la sombra.

DSC_0282Este año hemos tenido dos donaciones de importancia. En esta foto, está la de la librería Libros Libres. Fueron un encanto. Yo les envié una lista de nuestras necesidades, buscaron durante algunas semanas, y mis padres lo recogieron todo cuando estuvieron de vacaciones en Madrid, para que no tuvieran que enviarlo por correo.

DSC_0519 Casi toda la sección de poesía; son cuatro estantes en total. No se ve muy bien, pero se nota que se depende mucho de las donaciones (libros gratuitos, muchísimo Juan Ramón Jiménez procedente de una fundación, poesía novel publicada por la Consejería de Cultura) y una consecuencia de ello es la falta de poesía internacional.

DSC_0521Esta foto ilustra uno de los problemas de las vitrinas acristaladas: el riesgo de accidentes. No se puede pasar por el pasillo formado por sillas y mesas si hay cristales abiertos.

DSC_0499
Los carteles que había antes de llegar yo estaban donde tenían que estar… y entonces yo moví los libros, pero los carteles aún no. De todas maneras quiero sustituirlos por algo dibujado por los alumnos.

DSC_0517Este es mi orgullo y mi tesoro: los cómics. Ahora mismo hay algunos prestados. Casi todo es una donación que con gran generosidad nos hizo Astiberri. Toda la serie “Bone”, que gusta en 1º de ESO. Pyongyang, Blankets, un poco de teoría de Scott McCloud… vaya, calidad.

DSC_0501Todo lo que hay en esta foto excepto el equipo de música y los cuadernos rosas del estante central es basura. Un trabajo a veces desagradecido pero muy necesario en una biblioteca es el expurgo; hay que revisar que lo que tienes está entero, está actualizado y es útil. Una biblioteca escolar tiende peligrosamente a convertirse en un almacén de libros que nadie quiere ni necesita, y aunque dé pena, a veces es necesario liarse a llenarun contenedor azul. Aparte de otros momentos puntuales a lo largo del curso, hace poco dediqué casi un día entero a separar los libros de esta foto del resto.

DSC_0500La bibliotecaria anterior hizo un gran trabajo de catalogación de fondos. Estas dos baldas de aquí son todo lo que me queda por catalogar y podré hacerlo antes de que acabe el año, para dedicar el curso que viene más a animación a la lectura y menos a tareas administrativas.

Sírveme lo de siempre.

Nací con predestinación nómada. Todos mis abuelos, y mi madre (mi padre, curiosamente, no) fueron emigrantes. Nací en una ciudad, eché a andar en otra, aprendí a leer en la siguiente. Pasé la adolescencia cerca de lo que siempre pensé que era el punto origen, y nunca me sentí tan fuera de lugar como esos años.

 Entré en la universidad y me dio por viajar, a veces poco tiempo y a veces instalándome en ciudades nuevas. Con becas, con mochila, con trabajillos de camarera, viví en dos ciudades europeas, visité media docena más, y le dije a un amigo escocés que todo lo que necesitaba para sentirme como en casa era una ciudad con río, zonas verdes, y cafeterías.

 Al empezar a trabajar, mi alumnos me preguntaban de dónde era, y yo contestaba que era de donde hay un bar donde me sirven “lo de siempre”.

 Ahora que paso todos los recreos en la biblioteca del instituto, algunos alumnos y yo tenemos una rutina para que me traigan el café de la cafetería. El dueño tiene una curiosa distinción entre “leche manchada” (leche con una gota de café), “manchado” (lo que en cualquier otro bar sería una leche manchada fuertecita) y “café con leche” (Apenas distinguible del manchado, pero con algo menos de leche). Algún alumno de pulso firme va a la cafetería, me pide “un manchado” y me lo traen a la biblioteca, con el azúcar ya vertido, y me lo bebo en el banquito del pasillo para dar ejemplo. En la biblioteca no se come.

 Un día, le pedí a una niña que me trajera otra cosa, porque no tenía ganas de café. Fui a hacer una llamada de teléfono, y cuando volví me encontré un manchado. Vaya, se habrá equivocado la niña. Una semana más tarde, tenía ganas de leche manchada, y mandé con el encargo a una chiquitaja de 1º de ESO. Volvió con un manchado y cara de agobio. “Maeehtra, que dice el del bar que me he equivocado y que esto es lo que tomas tú. Es lo que él me ha dado”. Así que ya estoy donde debo estar: en mi biblioteca, donde hay un bar donde me sirven lo de siempre.

Apátrida
me sirven ‘lo de siempre’
y aquí me quedo.

Un libro mejor: alternativas a la serie Crepúsculo.

En la biblioteca escolar, quienes quieren leer casi siempre vienen sin saber qué quieren, y me piden los libros a mí. La falta de costumbre hace que no sientan la biblioteca como algo suyo, y cada nuevo lector requiere su tiempo para encontrar ese primer libro.

Llevados por modas, películas, o lecturas obligatorias, tienen en común algunos libros de muy mala calidad. No se puede pasar de la novelita romántica con puntito social a Tolkien, o del Marca a Lope de Vega. Hay que intentarlo con libros que, o son de tema parecido al bestseller, o enganchan una barbaridad. Así que voy recomendar, con la ayuda de Twitter (bendito twitter), alternativas a lo más popular entre los nenes. Empiezo con uno fácil de mejorar: Crepúsculo.

Romántico:
Muchos de Isabel Allende.
Otelo;  Romeo y Julieta; Mucho ruido y pocas nueces, de Shakespeare.
Cumbres Borrascosas de Emily Brontë
Jane Eyre de Charlotte Brontë
La Inquilina de Wildfell Hall de Anne Brontë (no creo que esté disponible en español en ediciones económicas)
Cualquiera de Jane Austen, en este orden: Orgullo y prejuicio, Sentido y Sensibilidad, Emma, Persuasión, Northanger Abbey, Mansfield Park (que puede subirse un par de puestos)
El amor en los tiempos del cólera, Gabriel García Márquez.
El Conde de Montecristo, Alejandro Dumas.
Seda, Alejandro Baricco.
Cualquiera de Maxence Fermine.

Terror o fantasía + romántico:
Poesía de Edgar Allan Poe: Annabel Lee, The Raven.
Drácula de Bram Stoker.
Agnes Cecilia de María Gripe (fantasmas)
Garras y colmillos de Jo Walton (dragones)
Frankestein de Mary Shelley.
Leyendas de Bécquer.

Terror, sin romance:
Relatos de Edgar Allan Poe.
La Feria de las Tinieblas, de Ray Bradbury.
Entrevista con el Vampiro.
Lovecraft, particularmente “El caso de Charles Dexter Ward”
(Fantasía) El bastón rúnico, de Moorcock.
Metamorfosis de Kafka (según @Marta_451, comparten a un protagonista que se siente incomprendido)
(Fantasía) Saga Mundodisco, de Terry Pratchett.

Intriga:
Cualquiera de Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle.

Protagonistas de personalidad apasionada/sentimental que sufren mucho:
Carrie, Stephen King (terror)
Las Penas del joven Werther, Goethe (Amor)

Audiovisual, aparte de adaptaciones de todo lo anterior:
Buffy Cazavampiros (serie)
Embrujadas (Serie)
Being Human (serie)

Recomendaciones de libros juveniles que no encajan en la descripción:
Colmillo Blanco, de Jack London.
Pentalogía de Ramsés, de Christian Jacq.
El mecanoscrit.
Ética para Amador.
Manolito Gafotas.
Trafalgar, de Galdós.
Cualquiera de Hesse.

Gracias a @lulalook, @lcluengo, @paranoidbita, @marta_451, @ryukenichi, @el_mas_maximo, @potipotiinlove, @anitaruiz77, @comandantevimes, @Laeme, @SrPichon, @rositafraguel, y quizá me olvido a alguno más.

Libros para una biblioteca escolar.

Hace una o dos semanas, pedí en Twitter que me recomendaran libros adecuados para la biblioteca de mi instituto, y mucha gente me respondió. Entre los participantes en la conversación con el hashtag #LibrosALos15, había quizá demasiado interés por lecturas “tradicionalmente masculinas”; incluso hubo alguien que puso recomendaciones de libros de aventuras añadiendo “y a las chicas no sé qué les puede gustar”. Espinoso terreno, del que hablaré otro día. Un segundo punto de las recomendaciones que las hace poco realistas para un centro donde sólo impartimos la ESO son los libros no aptos para niños. Los alumnos más jóvenes leen más, así que me interesa más tener libros aptos para los 13 años que para los 16.Y también me recomendaron algunos audiovisuales, que no incluyo porque no tengo intención de adquirirlos. Es sencillo: lo habitual es que los DVDs pertenezcan a los departamentos.

Nuestra biblioteca es muy pequeña. A ojo, calculo unos mil ejemplares, muchos de ellos repetidos. Iré tachando los recomendados que sé que tenemos. Espero volver a esta lista en unos meses y ver que hemos podido conseguir más.

Novela histórica.

Bernard Cornwell, Trilogía Arqueros del rey (Arqueros del rey, La batalla del grial, El sitio de Calais). Crónicas del señor de la guerra.
“Cruzada en jeans”, de Thea Beckman.
Sinuhé el egipcio.
Javier Negrete: “Salamina”, “Alejandro Magno y las aguilas de Roma”, la saga de “La espada de fuego”.
Las del Capitán Alatriste. Tenemos la primera.
“La leyenda del ladrón” de Juán Gómez Jurado.

 Fantasía, Fantasía épica y similares.

Italo Calvino, El barón rampante.
Laura Gallego, cualquiera, especialmente Memorias de Idhún. Tenemos Finis Mundi
Tolkien, El Señor de Los Anillos. El Hobbit.
George R. R. Martin, Canción de hielo y fuego (son cinco volúmenes)
Andrzej Sapkowski: serie de Geralt de Rivia
Robert E. Howard, Conan el bárbaro,
Jonathan Stroud, trilogía de Bartimeo (El amuleto de Samarkanda, El Ojo del Golem, la Puerta de Ptolomeo)
Joan Manuel Gisbert, de todo.
Trilogía la Materia Oscura
“La princesa prometida”
Cornelia Funke. Corazón de tinta, Sangre de tinta, y Muerte de tinta.
Alicia en el país de las maravillas y A Través del Espejo.

 Realismo (más o menos) para adolescentes.
Sue Townsend, El Diario Secreto de Adrian Mole
J.D. Salinger, Franny y Zooey. El Guardián en el centeno.
Barbara Wersba, Canciones para una armónica
Jordi Sierra y Fabra, cualquiera, especialmente Campos de fresas (Hay unos cuantos suyos)
Mark Haddon, El curioso incidente del perro a medianoche
Dagmar Chidolue, Lady Punk.
Mi familia y otros animales, de Durrell.
y cualquier otra cosa de Durrell, también.
El señor de las moscas.
Gemma Lienas. El diario naranja de Carlota, El diario amarillo de Carlota, El diario azul de Carlota, El diario rojo de Carlota, y El diario violeta de Carlota
Rebeldes y la Ley de la Calle de Susan Hinton
Todos los de El Pequeño Nicolás (tenemos el primero y Los Amiguetes)

Ciencia ficción
Arthur C Clarke, Cuentos de la taberna del ciervo blanco,
Aldous Huxley, Un Mundo Feliz.
Orson Scott Card, El Juego de Ender, La voz de los muertos,
Suzanne Collins, Los Juegos del Hambre (trilogía).
William Gibson, Neuromante, Conde Cero, Mona Lisa acelerada, La máquina diferencial.
Isaac Asimov, de todo pero especialmente La Fundación. Tenemos Segunda Fundación
Philip K. Dick, Ubik, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?,
Frederick Pohl, Pórtico, Homo Plus
Joe Haldeman, La guerra interminable, Paz interminable,
Neal Stephenson, La era del diamante,
Frank Herbert, Dune,
Stanislaw Lem, Fiasco, Solaris.
Carl Sagan.
Ray Bradbury, Farenheit 451

 Novela supuestamente para adultos o clásica que no entra en otra lista.
Herman Hesse.
Jostein Gaarder, El Mundo de Sofía
Miguel Delibes, El Camino,
Eduardo Mendoza,
Mitología clásica: El Vellocino de Graves.
Arthur Conan Doyle,  cuentos y novelas de Sherlock Holmes
Alejo Carpentier, El reino de este mundo.
Archipiélago Gulag.
Todo Gabriel García Márquez.
Cortázar.
Dostoievski. Apuntes del subsuelo. Crimen y castigo. Stepanchikovo y sus habitantes. El idiota.
‘Paradox Rey’ de Baroja.
Viaje al fondo de la noche,
La conjura de los necios.
Leonidas Andreyev
Bruce Chatwin
La pena de Bélgica
Mi planta de naranja lima
El nombre de la rosa
Edgar A. Poe.
Macunaíma
el Obabakoak de Atxaga
Jeeves & Wooster
Jane Austen, Orgullo y Prejuicio. Sentido y Sensibilidad. Emma.
Stephen King
Mark Twain: de todo. De lo principal, sólo nos falta Huckleberry Finn.

Autores polifacéticos de los que se recomendó “todo”.

Michael Ende. (Todo no, pero Momo, La Historia Interminable y alguno más sí)
Roald Dahl. (sólo nos faltan Las Brujas, Boy: relatos de infancia, y Volando Solo)
Terry Pratchett. (Sólo tú puedes salvar a la humanidad) Tenemos Buenos Presagios, y el primer volumen de cada “serie” de Mundodisco: Mort, Ritos Iguales, El Color de la Magia, Guardias guardias, y como propina, Dioses Menores.
Oscar Wilde. (Hay cuentos, pero no teatro)

Clásicos de aventuras.
Julio Verne
Emilio Salgari
Jack London.

Cómic
Frank Miller, El Regreso del Señor de la Noche.
Katsuhiro Otomo, Akira
Hayao Miyazaki, Nausicaä del vale del viento.
Alan Moore, Watchmen, V de Vendetta, From Hell.
Guy Delisle, Pyongyang, Shenzhen, Crónicas Birmanas, Jerusalén.
Marjane Satrapi.
Predicador.
Transmetropolitan.
Los que tienen un título que termina en “… es el infierno” de Matt Groening. tengo El Amor es el infierno.
Los Conejitos Suicidas.
Asterix y Obelix: esta es toda la colección:

  1. Astérix el Galo
  2. La hoz de oro
  3. Astérix y los godos
  4. Astérix gladiador
  5. La vuelta a la Galia
  6. Astérix y Cleopatra (repe)
  7. El combate de los jefes
  8. Astérix en Bretaña
  9. Astérix y los normandos
  10. Astérix legionario
  11. El escudo arverno
  12. Astérix y los juegos olímpicos
  13. Astérix y el caldero
  14. Astérix en Hispania
  15. La cizaña
  16. Astérix en Helvecia
  17. La residencia de los dioses
  18. Los laureles del César
  19. El adivino
  20. Astérix en Córcega
  21. El regalo del César
  22. La gran travesía
  23. Obélix y compañía
  24. Astérix en Bélgica

No ficción
Schopenhauer (¿esto no era una broma?)
Sartre.
José Ortega y Gasset, La rebelión de las masas.
El libro rojo del cole
‘Carta a una maestra’, de los alumnos de Barbiana.
El manifiesto comunista.
La colección “Vaya timo”
Biblioteca Visual Altea. Tenían un catálogo muy amplio en Naturales y en Sociales, pero no sé si están descatalogados. Por ejemplo: Los peces; los árboles; la antigua Roma; Exploradores; etc.
Libros tipo enciclopedia ilustrada; no muy grandes.

Poesía
Tagore.
Cualquier clásico internacional traducido.
Mario Benedetti.

Otros
Manuales de D&D, Cyberpunk 2020 y Runequest, entre otros. Los juegos de rol también son cultura 😉

Recomendaciones de la biblioteca escolar: Enero 2013, la Paz.

Soy la bibliotecaria del IES González de Aguilar. Quizá un día le cree su propio blog, pero mientras tanto tendrá páginas aparte dentro de éste. Cada mes pongo recomendaciones temáticas en un póster en la entrada del centro, y aquí. El póster es una creación conjunta con algún grupo de alumnos que tenga ganas y un ratito que dedicar a la biblioteca. Cuando pasa el mes, para que las recomendaciones no se pierdan serán una entrada de blog.

En Enero celebramos el día de la Paz y la no violencia, y recomendé estos libros.

En Enero, celebramos el Día Escolar por la Paz.

Sólo tú puedes salvar a la Humanidad, por Terry Pratchett.
A Johnny le encantan los videojuegos, y se lleva el susto de su vida cuando los extraterrestres de un juego pirateado le dicen: “NOS RENDIMOS”. Al mismo tiempo, en las noticias hablan de guerras muy reales en la otra punta del mundo, con imágenes verdosas que parecen sacadas de un videojuego.

Londres, 13 de julio, por Käthe Recheis.
Es el verano de 1939 y Noreen conoce a dos chicos muy diferentes, de origen irlandés como ella: el católico Donal y el protestante Michael. Dos maneras de ver el mundo, y una chica atrapada en medio, deseando que puedan, simplemente, entenderse. Quién sabe si podrán…

Historia de dos ciudades, por Charles Dickens.
Una novela sobre la Revolución Francesa. Personajes ingleses y franceses contribuyen a cambios históricos sin dar soluciones simples. Cuando la reacción a la tiranía y la pobreza es una revolución, ¿cómo encontrar la paz?

Soldados de plomo, por Uri Orlev.
Escrita por un superviviente de la Segunda Guerra Mundial que sólo tenía ocho años cuando los nazis invadieron su ciudad. Cuenta no sólo la historia de la guerra desde el punto de vista de un niño, sino también la búsqueda de una vida mejor cuando la guerra termina.

Biografía de Martin Luther King.
El día escolar de la Paz se celebra en la fecha de la muerte de Gandhi, el mayor inspirador de la protesta no violenta. MLK fue uno de sus seguidores más importantes, que consiguió por medios pacíficos la igualdad de derechos para los negros en Estados Unidos.