Un debate sobre feminismo con hombres muy jóvenes tiende a llegar a ese punto en el que el muchacho suelta una variante de esta frase:

Las chicas entran gratis a las discotecas, por lo tanto el machismo no existe y las feministas sois unas hipócritas porque os aprovecháis de esa desigualdad.

Las mujeres tenemos que hacer frente a una educación sexista, violencia sexual, violencia doméstica, el control social de nuestra sexualidad («slut-shaming»), discriminación laboral, y que se asuma que las responsabilidades familiares y de cuidado son cosa nuestra, entre otras cosas. El argumento de la discoteca revela que quien lo hace no tiene mayores preocupaciones en la vida que disponer de dinero para el ocio; lo califica como una persona no sólo muy joven, sino de vida excepcionalmente fácil y cómoda. No es fácil discutir con alguien así, porque tiene horizontes muy limitados y una terrible falta de empatía, así que «pero tenemos X otros problemas» es algo que le va a costar aceptar. Sin embargo, puede ser que te apetezca contradecirlo, así que aquí tienes esta entrada. Veamos algunos argumentos por los que este razonamiento es poco correcto.

  1. Lo obvio: las feministas, y también mujeres que no se consideran feministas, sí criticamos esto. Algunos no creen ninguna prueba que aportemos, pero por supuesto que lo criticamos, o boicoteamos los locales que lo hacen. A mí me parece fatal que haya entradas de varios precios, eso lo primero, y lo critico cuando tengo ocasión.
  2. La entrada gratis a discotecas es algo que beneficia a un grupo muy reducido de mujeres: las que son jóvenes y además tienen dinero, tiempo y ganas de ir a discotecas. Olvidas a tu conveniencia los problemas de todas las demás mujeres.
  3. No es un fenómeno tan extendido como quieren hacer creer sus críticos. Una búsqueda google de «chicas gratis discotecas» da pocos o ningún ejemplo de locales concretos que lo hagan, y muchos resultados de foros en los que se critica la costumbre; debates sobre copas gratis o más baratas para las chicas; alguna oferta suelta en la que el número de copas incluidas en la entrada es distinto para mujeres y para hombres. Por ejemplo aquí, la única oferta que he encontrado, chicas con una sola copa gratis; entrada no discriminatoria con dos copas 14 euros. Esto suelen ser fiestas, ofertas, no la entrada habitual al local. También suele ocurrir que la entrada gratis es sólo relativamente temprano: aquí las chicas gratis sin copas hasta la 1:00, y luego todos iguales. No es «chicas gratis», es «chicas que no beban o que beban poco, gratis si contribuyen a llenar el local a primera hora».
  4. ¿Por qué copas gratis o más baratas? Porque las chicas beben menos que los chicos,  por costumbre, por seguridad, o por disponer de menos dinero.
  5. El dinero, eso. Las chicas disponen de menos dinero que los chicos. Suelo preguntar a mis alumnos qué paga tienen; los chicos suelen cobrar un 30% más. La última vez que di clases en Bachillerato, la paga media de los chicos era 25 euros y la de las chicas, 15. Otros jóvenes piden dinero a la familia cuando van a salir, lo que obtiene el mismo resultado porque los chicos salen más y vuelven más tarde. Según me dicen mis alumnos, la hora de volver a casa de las chicas es entre una y dos horas más temprano que la de sus compañeros varones. Las chicas no pueden permitirse las mismas actividades de ocio que los chicos. A lo mejor quieres luchar contra la discriminación cobrando lo mismo que tus amigas y volviendo a casa a la misma hora que ellas.
  6. Las mujeres tomamos precauciones extra al salir, para evitar que nos violen o nos agredan, algunas de las cuales nos cuestan dinero, como coger taxis. También conozco a mujeres que no van a discotecas o que van muy poco porque les parece un ambiente poco seguro.
  7. También nos sale más caro arreglarnos para salir. ¿Que es opcional? Sí, claro. Ir a la discoteca también, y el que empezó hablando de lujos y caprichos fuiste tú.
  8. He conocido pandillas que han pagado las entradas entre todos, a fondo común, cuando había diferencia de precios. Ah, ¿que sales en una pandilla de sólo varones? ¿Por qué?
  9. La entrada gratis para chicas es, en parte, un intento de atraerlas a pesar de las dificultades señaladas antes (dinero, tiempo, seguridad), pero sobre todo, y más que cualquier otra cosa, es un reclamo para dar a entender a los chicos que seguro que van a encontrar chicas que ya estarán allí cuando lleguen ellos (recordemos que las ofertas se terminan entre la 1 y las 3). No nos beneficia, nos convierte en mercancía, en decorado de la sala para que no esté vacía cuando lleguen los hombres. Recordemos también que las chicas beben menos: el público que interesa es el masculino. Una discoteca es un negocio, no una labor social. No harían ofertas para chicas si no supieran que los chicos vienen precisamente por eso.

No es fácil, pero chico, ponte en su lugar. Esa chica que ha negociado con más dificultad que tú la hora de volver a casa. Que tiene menos dinero en el bolsillo que tú. Que ha encontrado ropa bonita para salir con más dificultad que tú, y más cara. Que piensa que es imprudente salir sola y por eso queda con las amigas y se organizan para recogerse unas a otras. Que una vez en la discoteca tiene miedo de que le adulteren la bebida y la droguen para atacarla. Que tiene que ir quitándose de encima a tipos molestos. Que piensa que no debería volver sola a casa por si «le pasa algo«. A la que, si de verdad le pasa algo, todos dirán que la culpa fue de ella. ¿En serio crees que tú eres el discriminado?