La derecha y la educación infantil: nada para los pobres. Aparcaniños para algunas trabajadoras.

La derecha y la Primaria: instrumentales a saco, y poco más. Artísticas, los ricos en casa por la tarde. Los pobres que se aguanten si se aburren.

La derecha y la Orientación psicopedagógica: Un estorbo, a menos que consista en dictar la ruta de cada alumno.

La derecha y el desarrollo tardío: pruebas de nivel cada pocos años. Si no las superas es que eres un incapaz.

La derecha y el principio de la adolescencia: el momento de cribar elementos no deseados del sistema. Se ceban en los 13-15 años.

La derecha, la alta capacidad y la excelencia: o cómo las notas altas son la medida de todas las cosas.

La derecha y la Secundaria: el momento de demostrar cuánto eres capaz de memorizar. Y si no, a la calle o a la ruta B.

La derecha y el Bachillerato: una Academia dorada a la que sólo deben acceder grupos selectos.

La derecha y la enseñanza de las ciencias: prepárate para ser médico o algo que le resulte útil a las empresas. Si eres buen estudiante de ciencias, tienes que ser médico, o quizá ingeniero. El resto de carreras son de segunda.

La derecha y la enseñanza de las letras: todo lo que no sirve para estudiar empresariales o idiomas no existe. Emigra, friki de mierda.

La derecha y la formación profesional: lo que diga la CEOE.

La derecha y la educación en valores: El cristianismo y el neoliberalismo no son opinables. Todo lo demás ya veremos.

La derecha y las familias: son libres de escoger que sus hijos estudien religión o en colegios privados.

La derecha y los docentes: el enemigo.

La derecha y los medios materiales: No, los niños no necesitan tanto. Sí, los niños necesitan urgentemente que sus profesores utilicen en el aula ordenadores y tablets.

La derecha y las enseñanzas artística y musical: Esas cosas inútiles. (@Judg2)O, en su caso, hobbies bonitos para los ricos.

La derecha y la EOI: ese problema molesto para las academias privadas.

2 comentarios sobre “Educación de derechas.

  1. La izquierda y la educación: seis leyes educativas fallidas, treinta años de resultados de vergüenza, a la cola en PISA, a la cabeza en abandono y fracaso escolar, bajada de sueldo a los profesores, aumento de ratio, etc., etc. ¿Izquierda y educación? No, gracias.

    1. 1. El PSOE no es «la izquierda». Varias de las cosas que describo ahí las ha hecho el PSOE.
      2. Estar ligeramente por debajo de la media no es estar a la cola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.