Corazón en bandeja.

No, no voy a poner mi corazón en un poema. No, No en un poema como en una bandeja. Porque entonces ese pedacito de mí –quizá tuyo- lo leerán otros, y otros se lo contarán a alguien. Mi corazón, que empezó mío, y luego fue tuyo acabará repartido. Cortado con tenedor y cuchillo. Todos podrán…

Soneto para amadas meteorológicas.

Hay una sola palabra "primavera", pero no hay una sola primavera. Yo conozco dos. Necesitamos dos palabras para las dos primaveras. Una primavera fría, Esquiva, Primavera que muestra pero no da. Beatrice, Dark Lady, Laura, Stella, Elisa, De blanco cuello blanco que no puedes besar. Primavera de escalofrío y lluvia, Una flor al día. Cada…